Oriol Junqueras ERC

El hundimiento de ERC

Mucho se está escribiendo estos días del potencial hundimiento del PSOE en España tras los últimos movimientos del Gobierno de Pedro Sánchez en Cataluña. Las próximas elecciones, aún no sabemos cuando, dirán. Aunque las perspectivas de una repetición de la debacle de Andalucía son, ahora mismo, muy elevadas.

El Procés se ha convertido en un trituradora de partidos. Una forma de hacer política está en vías de extinción. Primero fue CIU, y ahora no sólo el PSOE, sino incluso ERC están en el candelero. ERC había tomado la iniciativa en Cataluña, las encuesta volvían a situarle en una magnífica posición. El independentismo se hundía. Algunos apostábamos a que sólo la vuelta y martirio de Carles Puigdemont podía revertir la situación. Nos equivocamos.

Oriol Junqueras ERC

Una ficticia huelga de hambre, unos medios afines, como TV3, volcados con la causa, no sólo han vuelto a situar a los más radicales en primera línea del Procés, sino que también amenazan a ERC con su extinción. Los independentistas ven al partido de Oriol Junqueras como a unos traidores, y los constitucionalistas, por su parte, nunca olvidarán su traición anterior. Lo peor en política no es ya mentir al electorado, algo tristemente más que habitual, sino traicionar sus ideas. Un día uno no puede querer irse de España y al siguiente negociar como si nada hubiera pasado.

El futuro del PSOE es negro, aunque el futuro de ERC es mucho peor. Si la violencia estalla en las calles el partido de Junqueras se convertirá en objetivo de unos y otros. La política moderna debe basarse en la fidelización a unas ideas, y no en el simple interés de los líderes de un partido por su situación personal. El mesianismo de ERC con Junqueras al frente es su tumba. Y el partido català centenario va camino del hundimiento y, por qué no decirlo, de la desaparición. El Procés suma y sigue.

Compartir columna @carlesenric
Ir arriba