Editorial

Proyectos y mundo editorial en general

Lara, un gran personaje, una gran persona

Llevaba cuatro días en mi nuevo cargo como adjunto a la dirección editorial del Grupo Océano. Su presidente, Sr. Lluís, reunió a la plana mayor en un sala de un hotel de Barcelona. Yo era un imberbe jovenzuelo de prieta corbata y pocas palabras, de aquellos que hablábamos del tiempo en los ascensores. Quizás, o …

Lara, un gran personaje, una gran persona Leer más »

Compartir columna @carlesenric

Morir por dibujar

Siempre he pensado que lo que nos hace más libres es reirnos de nosotros mismos. Dibujar nuestra vida con humor. Tengo la suerte, la inmensa suerte, de haber visitado muchos países en el mundo. También tengo la suerte de haber hablado con infinidad de gente en mis viajes. Algunos estupendos, algunos divertidos, algunos aburridos y otros …

Morir por dibujar Leer más »

Compartir columna @carlesenric

Volando voy, volando vengo

Hoy escribo desde un lugar diferente. La terminal 2 delaeropuerto de Frankfurt donde dispongo de un magnífico WiFi ilimitado. Ya saben que en el cutre aeropuerto de Barcelona, ese que queremos convertir en la puerta de Cataluña, tenemos un WiFi nauseabundo de 15 minutos gratuitos. Para más inri, cuando lo he probado me han obligado a ver …

Volando voy, volando vengo Leer más »

Compartir columna @carlesenric

La primera transición del periodismo

Vamos a partir esta semana de una doble dicotomía. Por un lado, nos podemos preguntar si el denominado cuarto poder, la prensa, ha hecho la transición en España, y por otro, algo más básico que es hasta donde debe llegar la función del periodismo y, cómo no, la del columnista u opinador. En estos tiempos …

La primera transición del periodismo Leer más »

Compartir columna @carlesenric

Internacionalizar una marca, no el idioma

Es un placer cuando un cliente internacional te dice que le gustaría trabajar con tu empresa, Netmaps, en este caso. Las palabras son sencillas, pero si lo analizas fríamente, cosa difícil en medio de la vorágine del día a día, uno debería darse cuenta que no es tan fácil que clientes de prestigio internacionales quieran trabajar bajo tu marca.

Compartir columna @carlesenric
Ir arriba