Arnaldo Otegi en tierra de nadie

El personaje que un día se creyó Gerry Adams vuelve a Cataluña de la mano de ERC. Si algunos independentistas se empeñan en recordar a aquellos políticos nacidos en la época anterior como franquistas, no puede ser menos calificar a Otegi como simplemente terrorista. Todos tienen un pasado, unos y otros, pero no todos de la mano de un arma.

Cuando el sentimiento independentista está en sus peores cifras en el País Vasco el líder de la formación radical sale a pasear para buscar una nueva presa. En Cataluña sus socios, ERC, dan la bienvenida a cualquier elemento que critique España. Tantos les da vender luego la revolución de las sonrisas o de las metralletas. Su lema podría ser “todo vale contra España”. Obviamente todo excepto cobrar a final de mes como bien hace el diputado Joan Tarda.

Porque el pasado de Arnaldo Otegi está donde está. Y creo no hace falta extenderse, ya que la literatura sobre el personaje es amplia, muy amplia. También asquerosa, muy asquerosa. Pero, ¿cuál es el pasado de aquellos que lo invitan?. Por ejemplo Joan Tarda, el diputado en Madrid. Pues, no creo se sorprendan si supieran que esta en política desde las primeras elecciones municipales, allá por los 70, cuando fue concejal de cultura en su Cornella natal. Desde entonces política y política, más de 30 años viviendo de todos.

Suman a Otegi y Tarda y llevan más años que Franco viviendo del dinero público. Curiosamente ninguno luchando contra el fascismo franquista, el poder de uno, sino contra la democracia, el poder de todos. Un concepto que en sus estrechas mentes les lleva a recorridos por las tierras de nadie. Porque al final, cuando uno grita mucho, grita en exceso, como es el caso de los tipos, es porque nadie les escucha.

Otegi sigue perdiendo votos, sigue sin marcar el ritmo de la política en el País Vasco. Tarda, y su partido, por su parte marcan un ritmo oral, pero son incapaces ni siquiera de firmar un papel para confirmar sus intenciones. Los que se creyeron muy valientes, con un arma, bajo el brazo, creen dar lecciones a los muy cobardes que ni tan siquiera saben rubricar su firma en un inocente papel. Para la independencia vale cualquier discurso, pero esta claro que no vale cualquier personaje.

Traer a ex miembros de bandas armadas y terroristas es lo más valiente que se atreven a hacer en ERC. Poco podemos esperar de un partido cuyo líder Oriol Junqueras, heredero de terratenientes explotadores en la Barcelona franquista, babea ante quien justifica una muerte, y se esconde, incluso ante los suyos, cuando simplemente piden una firma. La gente que antepone la violencia, las armas, los muertos, no deberían tener cabida en la democracia con mayúsculas. Arnaldo Otegi en vez de venir a Cataluña debería volver a su tierra, la tierra de nadie, la tierra del nunca jamás. Joan Tarda, por su parte, seguirá forrándose en la tierra de todos, de todos los catalanes.

Compartir columna @carlesenric
Ir arriba